martes, 9 de febrero de 2010

De vocales

No es que sea un liberado del copón pero me opongo a tener ciertos tabúes atávicos. Hay ciertas actividades que son inherentes al ser humano, que todos hacemos y padecemos. Silenciarlas no hace que no estén y les da cierto aire sagrado (tabú) que no merecen. Liberaos, comentad y compartid. Con mesura cada uno que establezca el límite pero yendo un poco más allá.

Puede que siga en esa fase pero como las bicis soy un fan de la caca y lo que le rodea.

Para moñas ponemos un “leer más” o un rombo escatológico <~> <~>.



Edición anterior pero se queda: no sé ponerlo, si les da asco la caca no lean abajo, pero que sepan que sabemos que también cagan a no ser que sean robots en cuyo caso les saludamos.

Puesto que tratamos el qué distinto es todo, por orden (como aquí) empezamos con el number one.
No hay grandes variaciones, pis es pis pero no así las instalaciones. Preparaos, chicos, para unos urinarios extra bajos y planos que harán las delicias de acondroplásicos y del resto, que el compare de mingas es deporte masculino y no vayan ustedes a negarlo. Incómodo en el trabajo, revelador en los bares. Chicas, aunque no sea usuario no van a ser menos; algunos apoyos no cierran completamente, tienen forma de herradura con la abertura alejada de la cisterna. Ignoro en qué puede variar la experiencia mingitoria femenina (¿menos peso, más hueco?), espero sus hipótesis y teorías en los comentarios.

Y qué decir del número dos, el pon, el nosotros concentrado que ha provocado esta entrada. Todo es más grande en Texas y nuestro producto interior bruto no debería ser menos. ¿Cómo si aún no tengo tamaño tejano? ¿Cómo si no como? ¿Cómo cupo y… ¡cómo!? Los griegos sabían mucho y de Siracusa Arquímedes el que más. Y con él más nociones de resistencia de materiales tenemos la explicación.

El nivel de agua de los retretes está alto. Notablemente más, digamos 10cm para tener una idea, haciendo un efecto estanque. El tamaño del chorongo lo determina la fuerza que tiene que aguantar su propia cohesión, que en un escenario controlado como este es el peso propio. Llegado un punto se secciona porque no aguanta más y tiene la dimensión que tenga. Gracias al empuje arquimediano al entrar el temita en contacto con el agua su peso se ve notablemente reducido, permitiendo mayores desarrollos lineales y sorpresas al ver el efecto porque pesa menos que antes. Madres y abuelas de todo el mundo estarán orgullosas de lo producido por la progenie y estos, embelesados, se sabrán futuros padres fundadores de la patria.

No es Texas, es ciencia aplicada a nuestro quehacer diario (espero por su buen tránsito).

Dejaremos por hoy otros aspectos más descriptivos del resultado de visitar al estándar americano. Los olores son adjetivables pero aún tabú; romper uno por entrada es suficiente. Y del aspecto les indico que a saber por qué pero la palabra versicolor tiene de repente sentido.

De propina un par de perlas slang de regalo: “Take the Cleveland Browns to the Superbowl” y “double decker”.

3 comentarios:

  1. Qué bien que uses tabúes atávicos y caca en el mismo artículo...

    ResponderEliminar
  2. Huge, intento unir lo mejor de los dos mundos.

    ResponderEliminar